Posteado por: Vive entre Médicos | 18 de mayo de 2012

ABORDAJE DE LA COMUNICACIÓN/INFORMACIÓN AL PACIENTE, RESTABLECER LA RELACIÓN DE CONFIANZA.

Cartel científico, presentado en el 27 Congreso de la Sociedad Española de Calidad Asistencial, en 2009.

Dr. Sergio Pelegay Camerano
Barcelona, Marzo de 2009
La relación médico-paciente es considerada el acto principal de la actividad clínica y el escenario habitual de la asistencia médica. Mas allá de los conocimientos científicos y desarrollos tecnológicos, básicos para la práctica médica, e imprescindibles en la formación del médico y demás profesionales de la salud, el diálogo se ha constituido desde la antigüedad en la base de la entrevista clínica, la guía para la exploración del paciente y en la terapia fundamental.
Basándonos en un convenio de confianza, que obliga al médico a ser competente y estar al servicio del bienestar de sus pacientes, encontramos que este convenio está siendo amenazado por la creciente legitimación social de intereses particulares, aunado a la presión de organizaciones de salud y en el caso de la medicina laboral, de las empresas asociadas, que han acrecentado en el médico el rol de “agente comercial-mercantil”. Todo esto contribuye a distorsionar la responsabilidad que tiene el médico frente a su paciente como cuidador, encargado del apoyo y curación en la salud y la enfermedad.
Los actos propios del médico según la O.M.S. son: promover la salud, prevenir la enfermedad, tratar las patologías y rehabilitarlas, roles que Alejandro Goic sintetiza en: diagnosticar, pronosticar y tratar;  cada una de estas acciones es más compleja, incierta, inestable, única y conflictiva de lo que los textos y la enseñanza suelen plantearlas, por tanto son el resultado de un largo aprendizaje teórico y práctico, es un conocimiento que genera la experiencia profesional.
El paciente es ahora “cliente-usuario” y los profesionales de salud, son ahora “prestadores de servicios”; de allí han surgido cambios que regulan la relación médico-paciente a través de leyes y normas, apareciendo diversas intermediaciones que llegan a ser iatrogénicas en sí mismas, es decir, las condiciones actuales, bajo las que se trabaja en la atención sanitaria, enferman, no solo al paciente, sino que también contribuyen a desvirtuar, limitar y degradar el rol personal y profesional del médico.
Así pues, definí los diferentes tipos de relación medico-paciente y las herramientas básicas más útiles para mejorar nuestra comunicación, ya no sólo de los médicos sino del resto del personal sanitario, auxiliar y/o administrativo, con el que se debería realizar un trabajo en equipo.
CONCLUSIONES:
En ensayos, estudios y revisiones realizadas para valorar las deficiencias en el ámbito de la relación médico-paciente y en las posibles acciones para mejorarla, se ha obtenido como resultado que en general, no existen pruebas suficientes para plantear la conclusión de que alguna intervención pueda aumentar o disminuir la confianza en los médicos.
Es necesario realizar más ensayos para analizar el impacto de los cambios en las políticas, las guías y el “entrenamiento específico de los médicos sobre la confianza de los pacientes”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: