Posteado por: Vive entre Médicos | 18 de mayo de 2012

PATOLOGÍAS MAS IMPORTANTES DE LOS MÚSICOS

Según la información encontrada en un estudio realizado por el equipo de NexGrup, y publicada en http://www.saludmusical.com/2009/03/patologias-musicos/, sobre patología osteomuscular y de los nervios periféricos en el colectivo de músicos de orquesta, nos encontramos con una estupenda clasificación de las principales lesiones en los músicos, afirmando que el número de profesionales que se ven afectados por alguna lesión a lo largo de su vida quedaría dentro del 50%, en vez de el 75% como se ha visto en otras ocasiones.
El motivo que me lleva a ahondar en este campo, es mi trabajo habitual evidentemente y mi actual presencia activa en la Escola de Música i Dansa de mi localidad, por lo que me parece interesante ampliar el tema en pos del cuidado y mejora de nuestros futuros músicos y de sus actuales profesores.
En estos trabajos nos  hablan de las patologías más habituales, siendo casi todas afectaciones de los miembros superiores:
– Síndrome de Sobrecarga Muscular: por la sobresolicitación de un grupo muscular, producida por la práctica prolongada de movimientos repetitivos. Indican que, siendo común a todos los músicos, los más afectados serían los que tocan instrumentos de cuerda. Los grupos musculares más comúnmente afectados pertenecerían a la mano, muñeca, antebrazo, cuello y hombro.
– Tendinitis: definiéndose como inflamación localizada en el tendón y su vaina sinovial, que produce dolor a la movilización activa o pasiva del músculo correspondiente. Generalmente causadas por una sobreutilización repetida.
– Síndrome de Atrapamiento Nervioso: “atrapamiento” de los nervios entre estructuras musculares y óseas. Muy frecuentes también en este colectivo. Este apartado vemos que no presenta una afectación especialmente sensible en los músicos, ya que cada uno tiene su “atrapamiento nervioso” de riesgo.
Lesiones por músicos
Patologías más importantes en los músicos
– Síndrome Subacromial: inflamación de la bolsa serosa que se encuentra en el espacio subacromial y la

sindrome subacromial

lesión de los tendones que se deslizan a través de él. Afecta, al menos una vez en la vida, al 20% de los músicos. Dato elevadísimo si tenemos en cuenta el porcentaje tan alto que tiene dentro de todas las posibles lesiones que puede padecer un músico.
Es una alteración que se localiza en la zona del hombro (manguito de los rotadores). El dolor aumenta cuando el brazo se levanta por encima de la cabeza, suele aumentar por las noches y no deja conciliar el sueño. Es muy importante localizarla a tiempo y tratarla correctamente.
– Otros: según este trabajo, otras lesiones que también deben tenerse en cuenta incluirían el siguiente grupo:
  · Roturas tendinosas y ligamentosas
 · Deformidad en ojal
 · Hombro inestable
 · Epicondilitis (“codo del tenista”)
 · Epitrocleitis (“codo del jugador de golf”)
 · Inestabilidad articular
 · Artrosis-artritis
Recomendaciones básicas para la prevención de estas patologías:
1. Iniciar el ensayo con ejercicios de precalentamiento.
2. Prestar atención a los hábitos posturales. Una postura correcta reduce el trabajo de la pequeña musculatura del antebrazo y de la mano al permitir a los músculos mayores de los hombros y la espalda, sostener con menor esfuerzo el peso combinado de los brazos e instrumentos.
3. Evitar el trabajo innecesario de los músculos. Una excesiva elevación de los hombros o giros de cuello, pueden desencadenar un espasmo muscular y reducir la agilidad del movimiento de músculos adyacentes. La carga del instrumento puede ser reducida con soportes adecuados.
4. Intercalar con frecuencia fragmentos aislados a lo largo del ensayo. Así se evitará la sobrecarga de un grupo particular de musculatura.
5. Evitar tocar más de 25 minutos sin una parada de 5 minutos.
6. Incremento muy progresivo del tiempo de los ensayos en las semanas o meses que preceden a los recitales.
7. Compensar la intensidad del esfuerzo con una disminución del tiempo de ensayo.
8. Volver gradualmente a la actividad después de un tiempo de descanso. Si no se ha practicado durante varias semanas, empezar con prácticas de 10 a 20 minutos el primer día y aumentar este tiempo gradualmente.
9. Incremento gradual del uso “extramusical” de las manos.
10. No descuidar la salud física y mental en general. Una persona sana y equilibrada soporta mejor los rigores de una carrera musical.
Original redactado en 2010 (Blogger)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: