Posteado por: Vive entre Médicos | 5 de junio de 2012

TÉCNICA ALEXANDER. VIOLINISTAS Y COMPAÑÍA.

 

Como no podía ser de otra forma, mi compañero José Luis y por supuesto su “joven violinista”, se merecen toda la información que pueda darles al respecto de esta técnica.

La Técnica Alexander aumenta la percepción de nuestro cuerpo, liberando todo nuestro sistema neuromuscular del “ruido” que no necesitamos, de esta forma nos convertimos en un “instrumento” delicadamente afinado.

Frederik Matthias Alexander nació en Tasmania, Australia, en 1869, fué un actor con muy buena reputación, reconocido por sus admirables cualidades como “recitador”, que sufrió repetidamente de afonía en escena, hasta que un día se quedó totalmente sin voz en medio de un recital importante. Fué a raiz de esto cuando inició un proceso de autoexploración descubriendo que el problema no eran sus cuerdas vocales, sino la manera en que usaba su cuerpo en escena y, en menor grado, también en su vida diaria.

Los músicos necesitamos comprender cómo se usa el instrumento que tocamos, sin  embargo en la mayoría de las ocasiones no prestamos atención a lo que es igual de importante, afinarnos a nosotros mismos.
Es importante que el violinista, el músico en general, pueda reeducar su cuerpo para conseguir la libertad de movimientos necesaria para la interpretación.

La Técnica Alexander trabaja para lograr una interpretación con menos esfuerzo y previene las posibles lesiones. Últimamente el término “repetitive strain injury” (RSI, lesión por esfuerzo repetitivo) se ha convertido en algo popular entre los músicos, porque éstos deben afrontar acciones musculares complejas una y otra vez.

A través del trabajo de esta técnica el músico puede mejorar la cualidad de sus movimientos físicos requeridos en el acto de tocar o cantar y además toda mejora física se verá reflejada en la calidad del sonido.

En los estudios oficiales de música se trabaja esta técnica en la mayoría de los casos, pero en jovenes músicos con pocas horas de estudio y ensayo en las escuelas musicales y muchas horas de trabajo en sus casas, perdemos el control sobre sus posturas y su técnica corporal, por lo que sería muy interesante, para aquellos padres que quieran ayudar a nuestras promesas musicales, el profundizar en esta técnica colaborando para que su vida musical activa sea lo más larga posible y con el menor número de sobrecargas y lesiones.

Esta técnica no es un tratamiento médico en sí, pero puede ser beneficiosa para la salud, ya que busca la unidad psico-física del ser humano.

Existen numerosos artículos al respecto y una extensa bibliografía específica, así como terapeútas formados en esta técnica.

Dejo el enlace a la guía completa de esta técnica (en inglés):  http://www.alexandertechnique.com/ , como también el de la “Asociación de Profesores de Técnica Alexander de España”:  http://www.aptae.net/cms/?q=es/node/6.
Así mismo, se puede encontrar una variada bibliografía para introducirnos en esta técnica y poder trabajarla de forma básica y sencilla en cualquier librería.
En vuestros cuerpos queda la música del futuro !
Anuncios

Responses

  1. Muchas gracias Sergio!, desconocía esta información. Lo revisaré y se lo pasaré a tu tocayo!.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: