Posteado por: Vive entre Médicos | 7 de noviembre de 2012

CUIDADO DE MENORES

Comienzo a conocer casos de niños enfermos, casos de esos que consiguen reblandecerte el alma y te arrastran inevitablemente a colaborar con ellos y con sus familiares, generalmente sus padres, estos que se dejan la vida en el camino por mejorar, tratar, acompañar, proteger y sobre todo conseguir que se les trate medicamente de la forma más rápida y correcta posible, muchas veces esperando ese milagro que acompaña en pequeñas dosis y de una forma demasiado aleatoria todavía a la actuación médica.

Para ayudar en estos procesos, disponemos de normativas legales apropiadas, que facilitan a estos padres la labor de cuidar de sus hijos.

Así pues, desde las Mutuas de Accidentes, se gestiona la Prestación económica por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave”

Esta prestación podemos ampliarla de forma mas directa en el siguiente enlace:

http://www.ugt.es/Mujer/artemisa/RD11482011Aplicacindesarrrollopretstacineconomicahijosconcancer.pdf

En un intento de resumen, la Ley 39/2010, de 22 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011, modificó varios preceptos del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto legislativo 1/1994, de 20 de junio, añadiendo también un nuevo artículo en la referida Ley, con la finalidad de ampliar la protección de la Seguridad Social, incorporando una prestación económica destinada a los progenitores, adoptantes o acogedores que reducen su jornada de trabajo para el cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave.

Esta prestación, con naturaleza de subsidio, tiene por objeto compensar la pérdida de ingresos que sufren las personas interesadas al tener que reducir su jornada, con la consiguiente disminución de salarios, ocasionada por la necesidad de cuidar de manera directa, continua y permanente de los hijos o menores a su cargo, durante el tiempo de hospitalización y tratamiento continuado de la enfermedad.

El real decreto establece, por un lado, en anexo, el listado de las enfermedades consideradas graves a efectos del reconocimiento de la prestación y, por otro, desarrolla las cuestiones referidas al régimen jurídico de la prestación.

Esto me lleva finalmente a creer en las políticas sociales adecuadas para el mantenimiento del bienestar, no solo de los “pequeños” pacientes, sino de aquellos que deben hacerse cargo de ellos en los momentos más duros frente a una enfermedad de este tipo.

Me encanta la posibilidad, que desde las Mutuas de Accidentes tenemos, de sentirnos más útiles aunque sea a nivel administrativo, en trabajar en pro de estas ayudas.

Sigo de cerca un caso concreto, ya no como trabajador de una Mutua de Accidentes, sino como médico y persona, del cual estoy recabando toda la información disponible para poder unirme de forma más activa todavía y agotar por todos los medios, las posibilidades terapeúticas disponibles para este niño y de paso acompañar en esta dura guerra a esos fantásticos padres que hoy pueden seguir peleando gracias a esta prestación.

Confío en poder presentaros dentro de poco a mi nuevo “amigo”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: