Posteado por: Vive entre Médicos | 28 de mayo de 2013

SANITARIOS EN LAS MUTUAS DE ACCIDENTES

Es sencillo, cuando las Mutuas pierden dinero, los sanitarios no hemos realizado correctamente nuestro trabajo!

imagesCANI35EJ

Se disparan las alarmas, las escopetas levantan sus cañones y todo el mundo corre a esconder la cabeza detrás de algún obsoleto archivador, los correos electrónicos sobrepasados de capacidad, los listados solo tienen en negro el titulo, y las caras de nuestros superiores se aproximan al rojo de nuestros resultados sobre el papel.

Pero… y si se obtienen beneficios económicos ?

Cuando nos referimos a las Mutuas nunca podemos hablar de “beneficios económicos” ya que no hay que olvidar que tal y como se definen legalmente en el “Reglamento General sobre Colaboración en la Gestión de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social” son Asociaciones de Empresarios Autorizadas por el Ministerio de trabajo e Inmigración, cuyo objeto es colaborar con la Seguridad Social en la gestión de las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, sin ánimo de lucro.

Esto implica que las Mutuas no podrán percibir beneficios económicos de ninguna clase.

Hay que destacar que la “buena gestión” de las Mutuas puede dar lugar a que, al finalizar el ejercicio, hayan tenido más ingresos que gastos, que se denominan excedentes, pero tanto la “L.G.S.S” como el “Reglamento de colaboración de las Mutuas” imponen el destino que han de darse a los mismos. En el Reglamento de colaboración de las Mutuas, especifica la distribución del exceso de excedentes de la siguiente forma:

El 80% ha de ir a los fines generales de prevención y rehabilitación. (Estos fondos solicitando la autorización ministerial pueden ser destinados a la creación o renovación de centros o servicios de prevención o rehabilitación gestionados por la Mutua entre otros).

El 20% restante irá:

■ 10% a Asistencia Social (prestaciones especiales a favor de los trabajadores accidentados).
■ 10% a Reservas Voluntarias, o a Asistencia Social

Para entonces, los médicos no hemos intervenido nada más que en una mínima parte, los laureles y beneficios recaen en otros lares, lejanos a las batas blancas y los negatoscopios.

En nuestro medio, se nos insta a actuar de forma simultánea en varias líneas; debemos tratar de forma cordial y amable, más incluso que en la sanidad pública y casi igualando el trato de la medicina privada a todo paciente que entre en nuestra consulta, al mismo tiempo, tenemos que ir analizando las posibles interferencias laborales, personales, económicas… que el paciente pueda transmitir de forma directa o indirecta, junto a esto, que ya me parece bastante complejo, debemos recordar las características de la empresa en la que desarrolla su actividad, para contentar así al empresario insaciable, eso si, todo esto aderezado de un toque mágico de reducción de gasto para nuestra propia empresa.

Así pues, parece prioritario para llegar a alguna conclusión, saber cuál es el sentir de los profesionales sanitarios de estas entidades, aproximarnos al quehacer diario de cada uno de nosotros, para poder transmitir de una forma clara y objetiva cuales pueden ser las deficiencias en nuestra área.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: